«Al finalizar el año 1944, me retiré del Gimnasio Modero, donde por espacio de ocho años había desempeñado la Vicerrectoría con ese gran señor Agustín Nieto Caballero y el mas selector grupo de profesores.

Mi retiro obedecía a la invitación que de tiempo atrás me había hecho Don Julio Duque, para dirigir con él un colegio pequeño, que iniciaba en 1945 estudios de bachillerato. Una amistad larga nos unía desde los bancos escolares del pueblo natal, reafirmada después en la Escuela Normal de Varones de Antioquia, donde cursamos nuestros estudios superiores, y sellada luego en los años que siguieron hasta nuestro encuentro en la Escuela Normal Central de Bogotá, donde trabajamos en 1935 y 1936.

Al asociarnos en 1945 en el Colegio Duque llevábamos uno y otro la firme intención de hacer la obra juntos, el propósito de compartir las dificultades que planteara el futuro, y el dar forma a un nuevo establecimiento que trabajaría con fe y esperanza con todas sus fuerzas por Dios y por Colombia, nuestras durasen nuestras vidas.

Para llenar con más firmeza los propósitos se construyó el local donde hoy funciona el colegio Mar León, a paso de vencedores, y en 1947 tenía ya aprobados los estudios hasta terminar bachillerato.

Dificultades que no son del caso referir, determinadas por injusta persecución a don Julio y cuya causa abracé, determinaron el cambio de nombre por el Colegio Alfonso Jaramillo que lleva hasta el presente. La mayoría de los padres de familia vislumbró la injusticia que se cernía sobre el Colegio Duque, al quitársele el edificio donde funcionaba y retenérsele sus propios y legítimos haberes, y se aprestó a su defensa.

Previous
Next

 

 

 

Himno Colegio Alfonso Jaramillo



Oración de la mañana.

«Damas y caballeros somos y así hemos de morir si place al altísimo»

WHATSAPP :317 4399969 – Km. 7, Vía Suba – Cota, Vereda Chorrillos